Psicología Social: normalización

La Psicología Social es una de las tantas ramas que existen en la Psicología. Esta disciplina estudia principalmente la forma de organización de las sociedades, la interacción entre los individuos, la influencia de los grupos, entre otras variables. Uno de los objetos de estudio que ha recibido mucha atención por parte de los psicólogos sociales, y también de otras disciplinas, es la normalización.

La normalización está estrechamente vinculado al concepto de normas. Comúnmente se habla de normas sociales, dentro de la Psicología Social. El término proviene, en parte, de las leyes. Pero lo que la rama de la psicología analiza es cómo afectan al comportamiento o conducta de las personas. A su vez, qué tipos de normas existen. Busca encontrar respuesta a por qué los seres humanos tienen ciertos hábitos y costumbres.

Messi Suarez Barcelona Mate
La forma de vestirse y la costumbre de tomar mate de Messi y Suárez, un elemento de la normalización para la Psicología Social (Imagen: FC Barcelona)

Normalización, explicado por la Psicología Social

La manera de comportarnos, tanto con nuestros familiares, vecinos o amigos, tiene que ver con la normalización. La forma de saludar, de pedir algo, o incluso cómo preguntamos a nuestro docente alguna inquietud, tiene que ver con el proceso de normalización que analiza la Psicología Social.

«Las relaciones entre las personas ciertamente tienen un grado importante de normalización: no podemos tratar de cualquier manera a cualquier persona (…)». Y esto hace referencia no sólo si decimos usted o vos, también qué podemos hacer y qué no. Las normativas legales o leyes, son un ejemplo de normalización.

«Las leyes de los estados modernos son una forma importante de regulación de estas relaciones y, de hecho, establecen una serie de penalizaciones para aquellos que no las cumplen (…)». Así lo afirma Joel Feliu y Samuel-Lajeunesse, en el capítulo «Influencia, conformidad y obediencia. Las paradojas del individuo social». Ambas citas pertenecen al libro Introducción a la Psicología Social, de Tomás Ibáñez García, el cual ya mencionamos en otra ocasión.

Normalización

¿Qué es la normalización? El término hace referencia al proceso de creación de las normas que regulan la conducta, la percepción, el pensamiento o los deseos de las personas en una situación concreta. Este concepto se utiliza para explicar la uniformidad presente en la sociedad. Algunos ejemplos son: costumbres, tradiciones, reglas, valores, modas, etc.

Las conductas de las personas pueden variar según el contexto, al igual que el modo de comunicación. Esto se debe, entre otros motivos, a las normas. Las costumbres, las leyes, son normas que rigen en las sociedades y tienden a guiar nuestro comportamiento en la sociedad.

Normas implícitas y explícitas

Existen dos tipos de normas que analiza la Psicología Social: normas implícitas y explícitas. Las primeras (implícitas) en ocasiones pasan desapercibidas, ya que generalmente no se encuentran escritas o las tenemos incorporadas de modo inconsciente. Un ejemplo es el modo de saludar entre amigos.

Las otras normas (explícitas) usualmente tienen mayor peso y reconocimiento, dado que pueden formar parte de una ley o normativa. Por ejemplo: las señales de tránsito.

Psicología senda peatonal cruce tránsito
Cruzar la calle por la senda peatonal o cebra, un ejemplo de norma para la Psicología Social (Imagen: Ryoji Iwata)

El infringir alguna de estas normas puede tener como consecuencia una sanción. En el caso de las normas explícitas, puede estar estipulado, como el Código Penal. Las normas implícitas suelen ser una sanción más bien ‘social’, que depende de cada cultura; por ejemplo, al no saludar a un amigo, podrían realizar algún comentario.

Dentro del ámbito de la Psicología Social, se plantea que normalización está emparentada con el concepto de normalidad. Ahora bien, ¿a qué hace referencia?

Normalidad

Normalidad. En el campo de la Psicología Social se define a la ‘normalidad‘ como un concepto ligado a las normas implícitas; es «normal» quien las cumple, y no lo es quien no las cumple. Las normas formales no están vinculadas a la noción de normalidad, por su característica de ser explícitas. El incumplimiento de las explícitas es señal de rebeldía, pero no de anormalidad.

Otro concepto de la Psicología Social emparentado con la normalización son las normas sociales. Estas pueden ser definidas como «mecanismos de control social que garantizan que la máquina social o el organismo social funcione eficazmente» (FELIU, J & LAJEUNESSE, S.). Tanto las implícitas como explícitas están organizadas de alguna forma, bajo códigos o sistemas de normas. Ambas tienen un contexto de uso y existe una relación entre los diferentes principios.

Normas internas y externas

¿Existen algunas normas dentro del individuo y otras exteriores? Los psicólogos sociales plantean que hay normas dentro y fuera del individuo.

Las normas «si bien son un producto social, hace falta que las personas las interioricen para que afecten su conducta». El aprendizaje y la socialización son algunos de los mecanismos a través de los cuales las normas sociales las personas interiorizan las reglas.

Las normas cumplen la función de mantener cohesionada a la sociedad, según la escuela funcionalista de la sociología. Entre otras cosas, permiten las interacciones entre personas, marcan los límites de lo que se puede hacer y lo que no; buscan mantener a la sociedad organizada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *