¿Psicología para perros?

¿Qué? ¿Psicología para perros? Aunque no lo creas, existe. Y antes que salgas corriendo, queremos comentarte que no es como quizás te lo imaginas. No, el psicólogo qué tal vez te atienda a ti no será precisamente el mismo que recibirá a tu mascota. Pero qué hay psicólogos para perros, los hay.

Veterinaria Psicologia Animal Perro

Conductismo

Para aclarar un poco la situación deberíamos remontarnos tiempo atrás, al momento en el que diversas figuras desarrollaron lo que hoy se conoce como la Teoría Conducista, más conocida popularmente como Conductismo. Esta corriente del pensamiento parte de los estudios y experimentaciones realizadas en el ámbito de la Fisiología, con el ruso Ivan Pavlov como uno de los impulsores. También se destacaron los estadounidenses John Watson, Edward Thorndike y Burrhus Frederic Skinner.

La Psicología Conducista parte de la teoría que la conducta de un sujeto es una respuesta a un estímulo determinado. Esto significa que a cada estímulo existirá una respuesta. A su vez, afirma que la mente humana es una especie de caja negra, rechazando la idea de una conciencia.

No sólo eso, el Conductismo niega la existencia de todo aquello que propuso Sigmund Freud en su momento. Para la Psicología Conducista no hay un tal inconsciente, consciente y pré-consciente. Tampoco creían en lo que llamamos conciencia y mente.

Esta teoría psicológica se la conoce como Condicionamiento Clásico. Esta escuela estudia lo que se conoce como aprendizaje de tipo asociativo, que consiste en emparejar conductas y estímulos.

Experimento Campana Perro Pavlov Conductismo
Experimento de la campana y el perro de Pavlov

Condicionamiento Operante

Como mencionamos, en esta teoría de la psicología encontramos distintos personajes destacados, como Pavlov, Watson, Thorndike y Skinner. El trabajo que llevó a cabo cada uno de ellos permitió desarrollar el campo de conocimiento.

Uno de los desarrollos en esta área consiste en el Condicionamiento Operante, luego llamado Condicionamiento Instrumental. Esta escuela, en la que encontramos a Frederick Skinner y Edward Thorndike forman parte del campo conocido como Psicología Experimental.

La Teoría de Condicionamiento Operante tomó los aportes del Condicionamiento Clásico, basados en concepto de estímulo – respuesta y aportó además los elementos conocidos como reforzadores y castigos. Estos nuevos elementos que se añaden consisten en explicar cómo promover una determinada conducta o intentar evitar que se produzca cierto comportamiento.

Pero, ¿qué tiene que ver todo esto con los animales? ¿Acaso tiene relación con las mascotas? ¿Es esto la Psicología para perros? Además del hecho que distintos autores experimentaron su teoría con animales, particularmente los caninos, con la famosa prueba de la salivación de Pavlov, la campana y la comida, tiene mucho que ver con las conductas perrunas.

Incluso, es lo que pasa cuando le enseñas a tu perro a no cavar pozos, morder zapatos, darte la pata o traer la pelota. En todo este aprendizaje que logra el animal se puede ver el condicionamiento, y más aún el aprendizaje asociativo por intermedio del condicionamiento operante.

Si alguna vez haz visto a un entrenador de perros, como el famoso de la televisión César Millán, o alguno de tu ciudad, quizás no te hayas dado cuenta pero está utilizando técnicas de condicionamiento. La recompensa, como darle algún alimento luego de una cierta actividad, o el reto como castigo son conceptos fundamentales de esta teoría psicológica.

Humano gato

Psicología para perros

Como te dijimos, aunque no lo creas, existe. Y si bien la llamada psicología para perros no es nueva, en el último tiempo su demanda fue en aumento considerablemente. Hay quienes dicen que se trata de una moda pasajera, el aprovechamiento de algunos profesionales para ganar dinero, que es algo producto del marketing, etc. Pero insistimos que, realmente existe.

Quienes se avocan a la psicología para animales, puede que no sólo traten a los perros, también lo pueden hacer con gatos. Pero en la mayoría de los hogares se pueden encontrar mascotas caninas, por lo que los profesionales que atienden a estos son los más populares.

¿Quién hace psicología para perros? Aunque hay psicólogos, no sólo ellos trabajan en este ámbito. Veterinarios, quienes atienden a los animales por defecto, también realizan este trabajo, y quizás son la mayoría. Los principales casos que reciben son por hiperactividad o depresión.

La psicología para animales cree que sufren de depresión. Algunos de los motivos puede ser la falta de atención por parte de los amos, no realizar actividad física, etc. Uno de las situaciones que generalmente se plantea es cuando un perro vive en un pequeño departamento, o cuando la familia vive en un lugar amplio y al irse de vacaciones deja al animal en otro sitio.

Perro corriendo

Hay quienes se especializan en la atención de los problemas de comportamiento, trabajando con animales que son hiperactivos o sufren de depresión. Pero también están aquellos que se ocupan del entrenamiento de los perros, por ejemplo. Vale recordar también que hay competencias en las que los criadores llevan a sus caninos y éstos deben cumplir una serie de pruebas para alcanzar un título.

¿Y qué tiene que ver la psicología con el entrenamiento y atención a los animales? Pues el Conductismo, teoría psicológica que mencionamos en la primera parte de este artículo, es el principal elemento que utilizan quienes se dedican a esto, tanto el entrenamiento como la atención de perros o gatos.

La Teoría Conductista logró un gran estudio del comportamiento, tanto de humanos como de animales. Y dicho trabajo vale para aplicarlo a casos concretos como los que te contamos.

Comentarios