Psicología y la arquitectura de la decisión en contextos masivos recreativos

Arquitectura de la decisión. Al escuchar este término por primera vez, me sonó particularmente llamativo. Las dudas giraron en cuanto a con qué tenía que ver, a qué hace referencia y, sobre todo, si estaba relacionado con la Arquitectura e Ingeniería o, más bien, con otra temática, como la Psicología y la Prevención.

El contexto en el cual lo escuché me alejo un poco de aquella premisa sobre si tenía que ver con la Arquitectura, Ingeniería, Diseño, Urbanismo y Construcción. Fue en el ámbito de la Psicología y la Psiquiatría, ya que estaba realizando una capacitación sobre prevención y asistencia de adicciones.

Psicologia Recital Show Espectaculo
(Imagen: Vishnu Nair)

Arquitectura de la decisión y Psicología: comportamientos y prevención

De igual manera, el término arquitectura de la decisión me seguía generando dudas. Entonces, decidí estar plenamente atento a qué concepto ofrecían respecto a esto. Y, esencialmente, refiere al diseño e implementación de estrategias que promueven, facilitan o disuaden la concreción de diversas actividades. Esto es, en otras palabras, intentar guiar la conducta de las personas.

La arquitectura de la decisión se puede aplicar en diversos ámbitos, pero en este caso, la propuesta estaba dirigida a los denominados contextos recreativos masivos, como espectáculos públicos, ya sea un show de música o un partido de fútbol. Y la premisa era analizar cómo se puede promover y facilitar el consumo de agua, por ejemplo, o de bebidas alcoholicas en un recital de rock. Al mismo tiempo, cómo intentar prevenir el consumo de sustancias, y los inconvenientes generados a partir de ello, como los accidentes de tránsito.

Siguiendo esta misma línea, lo que la arquitectura de la decisión aplicado a este caso refería, era facilitar y disminuir ciertas conductas. Por un lado, se intenta buscar facilitar la ejecución de comportamientos saludables, y por el otro, disminuir la tendencia a concretar conductas insalubres.

No obstante, este concepto puede ser utilizado en una multiplicidad de ámbitos, como el comercio o la economía. En el caso de un local de ventas, por ejemplo, podríamos facilitar el acceso a determinados productos. Los supermercados son una clara referencia a ello, en las góndolas o pasillos existe gran cantidad de cartelería y algunos productos están a simple viste, a mediana altura. O, en la fila de caja, previo a abonar la compra, hay decenas de artículos para comprar, «por si te olvidas». Esto forma parte comúnmente de la Psicología del Consumidor o la Psicología y Marketing.

En el caso de los contextos masivos recreativos, que es el caso que se utilizó en la conferencia de la que participé, como un espectáculo musical o un evento deportivo, la arquitectura de la decisión estuvo aplicada al consumo de sustancias. Se mencionó sustancias tóxicas, como drogas, tanto legales como ilegales. Es decir, el consumo de alcohol y cocaína.

¿Y en qué consiste la arquitectura de la decisión con los espectáculos? Aquí se utilizó la también denominada psicología del comportamiento. Por ejemplo, en un show musical de gran envergadura, pueden implementarse protocolos para identificar y controlar el ingreso de sustancias al recinto donde se va llevar a cabo el espectáculos. Para ello, es necesario dotar de información y herramientas al personal de seguridad, el staff de la productora musical.

Psicologia Show Recital

También puede diseñarse y realizarse una capacitación que permita reconocer y detectar aquellas personas que se encuentren en cierto grado de intoxicación. Por ejemplo, el personal de las llamadas barras, donde se expende alcohol y otras bebidas, puede llamar la atención a quienes estén ebrios. Para ello, es necesario contar con un protocolo de actuación con reglas claras y concretas de cómo comportarse en estas circunstancias.

Otro de los elementos que puede utilizarse de la arquitectura de la decisión y la psicología en estos contextos masivos recreativos es el expendio de bebidas. Por mencionar un caso, si entre los objetivos existe desalentar el consumo de alcohol, las barras que las ofrecen pueden ubicarse lejos del escenario principal. Así, se intentará reducir la compra y consumo. Si fuese el caso de un lugar cerrado, como una discoteca, el acondicionamiento del espacio, como la refrigeración y ventilación, también es trascendental. Según estudios, a mayor temperatura existe la sensación y deseo de ingerir líquidos.